REGENERAR EL CARTÍLAGO DE LA RODILLA

El cartílago es un tejido suave hecho de una proteína llamada colágeno, se encarga de distribuir de manera adecuada el peso del cuerpo y evitar la fricción entre huesos que se encuentran uno encima de otro, con el paso de los años, las lesiones, o el sobrepeso hacen que el cartílago entre en un proceso degenerativo cuyo resultado final es la artrosis.

La artrosis es un tipo de artritis que afecta las articulaciones, produce fuertes dolores y con el paso de los años este se va agravando quitando cada vez más flexibilidad a los miembros dónde se encuentra la articulación dañada,  por lo que la persona termina incapacitada para poder valerse por si mismo. A continuación analizaremos si el cartílago es capaz de regenerarse o no y cuál es la mejor forma de prevenirlo.

¿Se puede regenerar el cartílago? ¿Cómo se previene el desgaste del cartílago?

El cartílago no se regenera, el material que conforma el cartílago es el colágeno y este carece de vasos sanguíneos y tiene muy pocas células, estás células son conocidas como condrocitos, que tienen poca o nula capacidad para migrar a la zona afectada del cartílago por lo que no hay regeneración del mismo.

Lo mejor que se puede hacer es prevenir la aparición de las causas de la degeneración del cartílago que son el sobrepeso. El sobrepeso es consecuencia de llevar una mala alimentación, el consumo de frituras y grasa provoca obesidad y está termina ejerciendo presión sobre los cartílagos de las rodillas.

Entre los alimentos a consumir para llevar una dieta balanceada y que nos ayude a evitar el sobrepeso y a estimular el fortalecimiento de nuestros huesos y sus articulaciones es el calcio, este esta presente en todos los productos lácteos como la leche, el yogurt, el pescado,  el fósforo, y las vitaminas K y D.

¿Qué ejercicios se recomienda para prevenir la degeneración del cartílago de la rodilla?

Una rutina diaria y constante de ejercicios puede prevenir la degeneración del cartílago de la rodilla, y en el caso de que ya exista un proceso degenerativo con artrosis incluida, esta rutina de ejercicios es capaz de disminuir los dolores en un 20%.

Ejercicios como caminar, andar en bicicleta, el Taichí y trotar son efectivos para ejercitar las articulaciones, para las personas que ya padecen artrosis la natación es una buena opción, ya que cuando se nada no se está ejerciendo presión sobre las articulaciones de la rodilla.

Regenerar el cartílago de la rodilla es casi imposible, la artrosis degenera de manera irreversible el cartílago, al final la persona afectada es incapaz de caminar de manera adecuada por lo que se le dificulta valerse por si mismo, lo mejor es prevenir las causas que provocan el desgaste del cartílago y esto se logra mediante el ejercicio diario y también llevando una dieta balanceada para evitar el sobrepeso.