Quiero alargar mis pestañas ¿Lifting o extensiones?

Además de alargar nuestras ñas a través de las uñas acrílicas y de gel también nos encanta alargar y colorear nuestra mirada. Las extensiones de pestañas se convirtieron en una de las mayores tendencias el pasado 2019 y este 2020 apuestan por seguir en el top de los tratamientos favoritos de muchas clientas de cualquier centro de estética de España, como Hair & Beauty

Al  igual que encontramos diferencias entre las técnicas de uñas en las pestañas pasa igual. Hay dos técnicas que compiten por decorar y enmarcar las miradas de todas las mujeres, el lifting de pestañas y las extensiones de pestañas.

Si aún no te has decidido por ninguna de las dos te contamos en qué consisten, en qué se diferencian, cuáles son sus ventajas y cuales son sus inconvenientes.

Partimos de la base de que el objetivo de ambos tratamientos es el de aumentar la profundidad de nuestra mirada, mejorando y complementando una de las partes en las que se fija todo el mundo.

Las extensiones de pestañas, como indica su propio nombre, son pestañas artificiales que se añaden a las nuestras dándoles volumen, color y longitud. Estas suelen componerse de unas 100 pestañas que se adhieren a las nuestras doblando su cantidad.

Estas extensiones están hechas a base de seda, pestañas sintéticas o pelo de visión (la calidad dependerá mucho del sitio al que vayamos para que nos hagan el tratamiento) e imitan a la  perfección las pestañas naturales, las encontraremos más o menos rectas, curvadas, negras o de color castaño para que pasen por  las nuestras.

Se aplican mediante un pegamento a la pestaña natural, extensión por  extensión (proceso que puede durar horas) y son ideales para aumentar el volumen de las nuestras.

Mientras que el lifting de pestañas consiste en un levantamiento de nuestras propias pestañas en la base de estas. Al erguirse parecerá que son más largas y aumentarán la percepción de nuestra mirada (parecerá que tenemos el ojo más grande).

Con el lifting se suele aplicar un tinte que colorea nuestras pestañas dándoles mucha más profundidad y permitiéndonos olvidarnos del maquillaje una buena temporada.

Con este tipo de tratamiento disminuiremos el tiempo de aplicación ya que en una hora nuestras pestañas estarán espectaculares.

¿Cuánto tiempo dura cada tratamiento?

En ambos casos la duración será el tiempo de vida de nuestra pestaña natural. Nuestras pestañas se renuevan en un ciclo que suele durar unos 90 días dependiendo de cada persona.

En el caso de las extensiones se recomienda hacer un tratamiento entre medias de “relleno” ya que las extensiones se suelen caer dejando la apariencia de calvas. Mientras que con el tratamiento de lifting podremos tener pestañas largas y coloreadas hasta unas doce semanas.

¿Son incómodos los tratamientos?

Si los hacemos poniéndonos en manos de profesionales estos tratamientos ni son peligrosos para la salud de nuestras pestañas ni son incómodos. Este punto es muy importante, ya que con el auge de estos tratamientos también han surgido “falsos profesionales” que usan materiales defectuosos, más baratos (ya sea porque no han pasado los controles de calidad, se han caducado o no son adecuados).

Si nos ponemos en manos de personas que no son profesionales cualificados podremos dañar nuestras pestañas, llevarnos de regalo una inflamación de párpados o una conjuntivitis.

¿Cuál es el precio de cada tratamiento?

Una media de 80 euros las extensiones de pestañas (contando con los mantenimientos) y unos 40 euros el lifting, claro está que el precio subirá o bajará dependiendo del centro de estética al que acudamos.

¿Por cuál decantarse?

Si tenemos poca densidad de pestañas o son muy cortas y queremos tener una mirada de infarto lo mejor son las extensiones,mientras que si tenemos unas pestañas más largas o rubias y nos queremos olvidar de tener que usar rizados o rimel una temporada por el lifting.