Punta de eje del coche

La función principal de la punta de eje es encausar la potencia del motor, la cual recorre la transmisión y la hace llegar a las ruedas del automóvil. No se daña con frecuencia, pero sí hay que estar muy pendiente de cualquier anomalía.

Tan pronto se escuchen ruidos extraños que le puedan dar aviso de algún problema con ella, es muy importante que se revise y que sea reemplazada si lo amerita; además, no se debe transitar con el coche en una circunstancia como esa, debido a lo peligroso que es. El riesgo es grande puesto que cabe la posibilidad de que la rueda se desprenda, algo terrible si va a alta velocidad porque al salirse del eje, el coche se cae por el lado afectado.

Aun sin haberse soltado por completo la pieza, sabrá que el daño se localiza en ella debido a que le será casi imposible mover el vehículo. Algunas de las señales de advertencia de problemas en la punta de eje son:

Ruidos al rodar: el rechinar es uno de los síntomas más notorios al hacer un recorrido con el vehículo, podría deberse a la falta de lubricación. Esto genera la fricción que ocasiona el ruido, si no le presta atención, lo más seguro es que termine con una punta de eje dañada y así es posible que lo deje varado en el camino.

Grasa en la orilla de la llanta: con el pasar del tiempo la grasa que mantiene la bota (que es el hule que recubre la punta de eje) para evitar lo descrito en el punto anterior, se escurre y se nota acumulada en el borde de la llanta. Esto acontece cuando la bota está demasiado dañada, se distingue por las grietas que se le forman, y es una clara advertencia de que hay que visitar cuanto antes al taller.

Vibración: al sentir un temblor seco al conducir su coche, es probable que se deba a una punta de eje averiada. Dicha vibración ocurre, por ejemplo, cuando alguna de ellas no se engrana correctamente, lo cual sucede al perderse la extensión que tenía en un principio. Otros motivos serían un mal soporte de caja, el motor dañado o desalineación de varios componentes. En cualquiera de los escenarios la situación es delicada, y ello es razón de peso para acudir de inmediato al mecánico.

Si su preocupación es contar con el presupuesto suficiente, existen alternativas para hacerlo más llevadero, de ellas la más práctica es la compra de repuestos usados. Entrando en piezasdesegundamano.es tiene la  posibilidad de conseguir lo que necesita para realizar la reparación por menos del coste, en comparación a lo que gastaría en una tienda convencional.