Contorno de ojos

Los contornos de ojos permiten, como la mayoría de cosméticos, mejorar nuestra imagen. Están especialmente orientados a la piel que hay alrededor de los ojos y que marca de manera total la ‘juventud’ y frescura de nuestra mirada.

Ya desde los artistas del renacimiento que se hace hincapié en la mirada como signo de personalidad y belleza. No en vano, es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta si queremos potenciar nuestra imagen y mostrar nuestro rostro con su mejor versión.

Los contornos de ojos están especialmente diseñados para reducir o eliminar las patas de gallo mediante la hidratación. También los hay para tratar ojeras y bolsas, que usan mayormente productos hidratantes y drenantes para activar la circulación en la zona a fin de reducir su impacto en nuestra piel.

Por supuesto, si estás leyendo esto, te pregunta si ya es hora para tí de usar un buen contorno de ojos y de qué tipo. Realmente se deben usar los contornos de ojos ya desde los 25 años. Quizás exista alguna excepción a esta norma, pero más o menos la cifra está así a modo orientativo.

En función de tu anatomía y de tu genética (debes mirar la cara de tu madre, es la mejor fuente de información) tu elección irá hacia un sentido u otro. Hay múltiples empresas con una gran variedad y surtido de productos específicos para cada caso.

Queremos hacer mención especial al contorno de ojos Avocado y a los contornos de ojos hecho con extracto de aguacate en general. El aguacate se considera un súper alimento y por ello ha trascendido en la industria de los productos de belleza. Se usa su extracto en forma de aceite, manteca, pulpa e incluso la pepita para realizar diversos productos o para añadirlos como componente ideal en las fórmulas necesarias para proteger o rejuvenecer la piel y otros tejidos.

Toda esta batería de productos ha irrumpido con fuerza en las tiendas de cosméticos, dentro de la oferta de las marcas más consolidadas. Por algo será.