Comprobaciones manuales de billetes

Seguro que a cualquiera en algún momento de su vida le han metido un billete falso sin darse cuenta, desde luego si eres de los que no le ha pasado eres un privilegiado ya que como te pase nadie se hará responsable y por supuesto perderás el importe del billete en sí. La verdad que siempre rezo porque nunca me toque uno, aunque no lo creamos hay muchos billetes falsos circulando por ahí sin que apenas nos demos cuenta, por supuesto es difícil localizarlo y mientras tanto te toca como bien he dicho antes rezar para que no te lo cuelen. Además no es lo normal que cuando te dan un billete en alguna tienda quedarse examinándolo por si acaso, claro nos quedamos tranquilos porque como ellos disponen de aparatos que enseguida los detectan pensamos que los que ellos nos puedan dar van a ser totalmente buenos, claro te das cuenta que igual no te merece la pena comprar detector de billetes falsos ya que en un súper por ejemplo no te lo van a dar, y no sabemos que pueden salir de cualquier lado.

El hecho de tener en casa un aparato de estos quizás nos dé algo de tranquilidad, lo que pasa que de poco sirve que llegues a casa con el dinero y sea allí donde te des cuenta que te han metido gato por liebre, la verdad que ya nada se puede hacer, no puedes demostrar que alguien te lo ha colado. Y claro yo la verdad que no veo a mucha gente con el aparatito en el bolso metiendo cada billete que le dan, más que nada porque a la mayoría le da pudor, y fíjate que este tipo de aparatos son fáciles de encontrarlos en internet, además a precios muy asequibles, pero como que no. Mientras tanto el hecho de poder examinarlos con la mano quizás nos de algo más de tranquilidad, seguir unas pautas cuando tengamos el billete en nuestras manos nos puede llegar a dejar mucho más tranquilos, aunque debo decir porque aquí nada se queda en el tintero que hay billetes tan bien hechos que suelen pasar desapercibidos al tacto de cualquier persona a no ser que se trate de un buen entendido. En cualquier caso falsificador ha habido siempre y seguirá habiendo y cada día mejor, tan solo es cuestión de igual fijarnos un poquito más.