Claves para comprar muebles de forma online

Adquirir mobiliario infantil online o decoración para el hogar puede entrañar ciertas dificultades para el usuario amateur. Pero lejos de ser un inconveniente, comprar en internet es todo comodidades y puede resultar muy práctico si le perdemos el miedo y si seguimos algunas de las siguientes reglas.

Imagen: dormitoriostematicos.com

Tener claro lo que se quiere

Suena a obviedad, pero no siempre lo tenemos tan presente… Podemos entrar en una página de venta de mobiliario para ojear e inspirarnos cómo podemos decorar una habitación, sin una idea clara, pero sí que debemos tenerla para evitar sorpresas una vez se realiza el envío, respecto a medidas, materiales, etc.

Por ello, una vez hemos observado y decidido qué queremos, debemos tener a mano las medidas exactas y cierta seguridad de dónde lo vamos a colocar, cómo nos va a quedar con el resto de mobiliario, etc., para no tener que improvisar una vez nos llegue el producto.

 

Visitar páginas web con imágenes

Otra obviedad: tenemos que ver el producto. Esto es algo que toda página de venta por internet jamás obvia, pero no nos debemos conformar con una imagen de cómo es, sino también apreciarlo en un entorno simulado al que lo vamos a colocar, desde distintas perspectivas, con detalles que marcan la diferencia, etc.

El mayor impedimento (y probablemente, el único) frente a todas las comodidades que ofrece la compra online es que no puedes apreciar el producto en su totalidad, poder tocarlo y ver cómo queda in situ. Por ello, las páginas que mejor ofrezcan esa simulación de la experiencia de ver el mueble expuesto, mayores garantías ofrecerán de satisfacción con la compra.

 

Acudir a páginas con reputación

No debemos caer en la tentación de comprar en la primera página que nos haya dado el buscador tras introducir “comprar muebles online”: observa que la página ofrezca garantías, tenga reputada experiencia en el sector y, a ser posible aunque no esté cerca de tu hogar, que disponga de algún emplazamiento como oficinas o tiendas físicas.

Esto último se debe a que resulta una gran garantía de satisfacción y transparencia que los usuarios, les sea más práctico o no, puedan acudir a la solución que deseen: la compra física u online.

Por otra parte, si tenemos de antemano una dirección real, podremos tener un lugar donde dirigirnos en caso de que nos surja alguna incidencia con la compra.

 

Compra con claridad

En muchas páginas web de compra online, eliges el producto y se te añade al carrito sin saber siquiera con exactitud cuánto llevas gastado. Un catálogo online debe mostrar con claridad los precios, las medidas, colores, el diseño y los materiales para que no quepa duda de lo que se está comprando y, sobre todo, que lo que se reciba a domicilio se corresponda con exactamente lo que queríamos.

 

Y sobre todo, compra seguro

Por último pero no menos importante, debemos tener la seguridad que compramos en lugares seguros. Ya no sólo debemos tener en cuenta la reputación del lugar ni los años de experiencia, sino su certificación como compra segura.

Esto se puede apreciar mediante sellos como el de Confianza Online, pagos verificados (verified Visa o MasterCard SecureCode por citar como ejemplo los de las dos operadoras de tarjetas más usadas) y otros métodos que de antemano nos aseguren que la compra se va a llevar a cabo en los términos que hemos decidido.

La compra online ya no sólo es una opción más de adquirir productos, sino que se ha convertido en el medio idóneo para poder conseguir lo que necesitamos, cuando lo necesitamos y con toda la comodidad y seguridad de hacerlo desde cualquier lugar. Por ello, no temas en encontrar lo que buscas a un solo clic de distancia.