Etiqueta: cajas madera para vino

cajas madera para vino

Cajas madera para vino: un invento muy original

cajas madera para vino

Las cajas madera para vino han sido uno de los inventos más fantásticos y, a la vez, muy sencillos, pensando en las personas a las que les gusta tomar bebidas alcohólicas, dado que ayudan a prolongar y mantener la esencia frutal, permitiendo su almacenaje en pequeñas bodegas dentro de sus hogares.

Quienes toman vino con mucha frecuencia saben de primera mano la fragilidad de esta bebida, que si no es bien conservada se daña con facilidad. En ese sentido, los vinícolas recomiendan que las botellas sean guardadas en sitios muy oscuros para evitar que la luz los dañe.

Además de ello, existen especificaciones sobre la posición de la botella. No solo es necesario guardarla en un lugar oscuro. También es imprescindible que el vino sea colocado de forma horizontal para que siempre esté en contacto con el corcho y la temperatura del sitio tiene que ser baja, con una humedad de más del 70%.

Así como el sabor de vino cambia según la uva y la edad del mismo, también es fundamental diferenciarlos al momento de almacenarlos en despensas o bodegas ideadas para ellos. No todos requieren de los mismos cuidados y el desconocimiento puede dañar su aroma.

Los vinos jóvenes han pasado pocos meses en la barrica, mientras que los que son de crianza tienen al menos cuatro años. Los de reserva, por su parte, cuentan con una antigüedad que supera una década. Los de mejor calidad son aquellos que mantienen su esencia desde hace más de tres lustros.

Cajas de madera para conservar su vino

Al comprar o regalar una caja de vino para almacenar las botellas es ideal que se decante por aquellas que son fabricadas con madera francesa o de roble americano, el componente que tienen estos materiales le va a permitir una mejor oxigenación a la bebida, así como la cesión correcta.

Dentro del mundo de las cajas de madera existe una amplia variedad, desde el tipo de estuche que le gusta, hasta el tamaño del mismo. Puede almacenar las botellas de una en una, o en diferentes cantidades, dependiendo de qué tan grande sea su bodega e inventario de vinos.