Relaciones interpersonales entre niños, bebes y adultos

Son la base fundamental para que la sección de niños y bebés se puedan ir formando su personalidad, es necesaria la participación de sus familiares  quienes son los principales guías para que estos desarrollen y obtengan los mecanismos necesarios para socializar, la idea es que el niño desarrolle empatía con las personas que lo rodeen ya que es así como se podrá comunicar diariamente con su entorno, expresara como se siente, lo que piensa y las preguntas que tenga sobre cualquier tema.  Las relaciones interpersonales pueden ser mediante la comunicación verbal y la no verbal, es decir, esta podrá ser comunicada mediante palabras ya sea dichas o escritas así como también mediante imágenes, música, colores, gestos entre otros.

Es importante crear en ellos seguridad en cuanto a su entorno ya que de esta forma se les hará más fácil y placentero este proceso, comunicarnos con ellos diariamente expresarles y hacerles sentir como nos encontramos los ayudara a que se sientan cómodos y seguros a la hora de ellos expresarse ya que lo verán como un proceso normal, no solo esto sino también que vean como con tu pareja y con otros puedes llegar acuerdos en donde ambos se sientan complacidos o como se siente poder comunicarte con otros. Este proceso se dificulta cuando hay diferencia de edades, o diferencia de pensamientos e ideas  por tanto se debe enseñar a los más pequeños a cómo actuar en estas situaciones para que estos no se sientan frustrados y puedan lidiar con estas diferencias.

Las relaciones interpersonales en niños ayudan no solo a su relación con las personas de su entorno sino a su aprendizaje, lo favorece de distintas formas las cuales incluso pueden hacer que el niño comprendan de forma rápida lo que se le quiere dar a entender, que este disfrute de las actividades que se deban realizar para aprender a hacer cualquier cosa y así el mismo rendirá  más ya que es de su agrado todo lo que el proceso conlleva. En los bebes esto facilita su proceso por ejemplo para decir sus primeras palabras, ya que al hablarle cada día mostrarles amor compartir con ellos actividades sencillas, ayudan a que ellos se sientan interesados en comunicarse para poder expresar y transmitir lo que les hace sentir esas personas que les hablan  y en aprender a realizar por sí mismo lo que otros le están enseñando.