Como se puede conseguir un credito siendo moroso

Como todos sabemos en España sigue habiendo una cantidad grande de morosos unos porque quieren y otros sin quererlo, la verdad es que la crisis económica es lo que ha traído, personas que vivían muy bien sin deudas y que ahora no pueden acceder a nada porque la morosidad no les permite ni comprar un secador a plazos, la verdad es que es una triste realidad pero que acecha a más gente de la que nos imaginamos, gente que tiene deudas y que no pueden ser solventes por mucho que quieran. La verdad es que a día de hoy esto ya no es algo nuevo en nuestro país, la gente ya no se sorprende por ello, ya no se señala con el dedo como se podría hacer antes, ahora parece que ser moroso en nuestro país es lo más normal, pero, por suerte no todo el mundo está de acuerdo y hay gente que quiere salir de esa espiral que no le deja ser él mismo, ese lastre que no le permite seguir adelante, por ello es importante saber y conocer las opciones que se tienen cuando se está en esta situación veamos qué podemos hacer.

Como todos sabemos los créditos online están cogiendo cada vez más fuerza ya que son muchas las personas que se han dado cuenta que conseguir uno es mucho más fácil de lo que pensamos, nos encontramos ante la posibilidad de poder ser moroso y conseguir un préstamo en menos de veinticuatro horas, la verdad es que hay quien recomienda que con la solicitud de este crédito se puede terminar con la deuda y dejar de ser moroso para siempre, pero claro, cada uno sabe lo que tiene en casa y sabe si esa es la mejor opción. Desde luego a día de hoy es la más efectiva ya que conseguir préstamos con ASNEF o RAI siempre ha sido más bien complicado, puertas cerradas a tutiplén que le decían a la persona que no volviera aparecer mientras siguiera debiendo dinero, ordenadores que se ponían en rojo dejando claro que esa persona no era apta para conseguir un crédito.

La verdad es que como podemos ver los tiempos han cambiado y ahora hasta los morosos son capaces de mejorar y cambiar su vida, con tan solo rellenar una solicitud, y tener la cantidad de dinero que necesitan en su cuenta.

cajas madera para vino

Cajas madera para vino: un invento muy original

cajas madera para vino

Las cajas madera para vino han sido uno de los inventos más fantásticos y, a la vez, muy sencillos, pensando en las personas a las que les gusta tomar bebidas alcohólicas, dado que ayudan a prolongar y mantener la esencia frutal, permitiendo su almacenaje en pequeñas bodegas dentro de sus hogares.

Quienes toman vino con mucha frecuencia saben de primera mano la fragilidad de esta bebida, que si no es bien conservada se daña con facilidad. En ese sentido, los vinícolas recomiendan que las botellas sean guardadas en sitios muy oscuros para evitar que la luz los dañe.

Además de ello, existen especificaciones sobre la posición de la botella. No solo es necesario guardarla en un lugar oscuro. También es imprescindible que el vino sea colocado de forma horizontal para que siempre esté en contacto con el corcho y la temperatura del sitio tiene que ser baja, con una humedad de más del 70%.

Así como el sabor de vino cambia según la uva y la edad del mismo, también es fundamental diferenciarlos al momento de almacenarlos en despensas o bodegas ideadas para ellos. No todos requieren de los mismos cuidados y el desconocimiento puede dañar su aroma.

Los vinos jóvenes han pasado pocos meses en la barrica, mientras que los que son de crianza tienen al menos cuatro años. Los de reserva, por su parte, cuentan con una antigüedad que supera una década. Los de mejor calidad son aquellos que mantienen su esencia desde hace más de tres lustros.

Cajas de madera para conservar su vino

Al comprar o regalar una caja de vino para almacenar las botellas es ideal que se decante por aquellas que son fabricadas con madera francesa o de roble americano, el componente que tienen estos materiales le va a permitir una mejor oxigenación a la bebida, así como la cesión correcta.

Dentro del mundo de las cajas de madera existe una amplia variedad, desde el tipo de estuche que le gusta, hasta el tamaño del mismo. Puede almacenar las botellas de una en una, o en diferentes cantidades, dependiendo de qué tan grande sea su bodega e inventario de vinos.

 

 

Costa de Vietnam

Cuando se trata de buscar un respiro, es necesario encontrar un lugar que nos brinde paz y comodidad. De manera que nos permita relajarnos un poco, cambiar ciertos estándares rutinarios y conocer las maravillas que la naturaleza nos ha brindado.

Pero no se habla de un lugar que todos conocen, en esta oportunidad se destacará un sitio en particular que, por unos años ha causado gran interés y curiosidad hacia personas de todas partes. La misma se conoce como Costa de Vietnam.

Seguir leyendo “Costa de Vietnam”

Limpiar el equipo de pintura

Una vez terminado el trabajo, no todo está terminado: ¿qué se debe hacer con la pintura sobrante? ¿Cómo almacenar la pintura y el equipo? ¿Y cómo limpiar las paredes interiores pintadas?

Limpie las brochas, los rodillos y las bandejas de pintura inmediatamente después de su uso.

Limpie los pinceles fuera o en un área donde las salpicaduras de pintura no sean graves.

Raspe toda la pintura que pueda para volver a ponerla en la olla.

Para pinturas a base de agua: enjuague el equipo bajo el grifo con agua fría, luego límpielo con agua tibia y un poco de jabón.

Para pinturas a base de disolventes: enjuague el equipo con aguarrás, luego límpielo con agua tibia y un poco de jabón.

Enjuague bien y elimine la mayor cantidad de agua posible agitando los rodillos y los cepillos.

Cuelgue los cepillos y rodillos para secarlos sin dañar su cabello. Amplia info en esta web.

¡Tip!

– Compruebe inmediatamente si hay manchas y salpicaduras de pintura (zócalos, marcos, puertas) en la habitación. Si es necesario, deséchelos lo antes posible con un paño y agua caliente o aguarrás.

– ¿Sabías que limpiar un pincel o un rodillo bajo un grifo contamina unos 10.000 litros de agua superficial? Por lo tanto, para el medio ambiente, es preferible desechar los equipos de pintura usados y sustituirlos por otros nuevos.

Mantenga el equipo de pintura

Después de pintar, los pinceles pueden mantenerse colgados o planos. No los guarde en posición vertical para evitar deformar las fibras. Los rodillos deben mantenerse preferentemente suspendidos para evitar que se aplasten las fibras. Haz esto afuera.

Mantén la pintura encendida

Las latas de pintura abiertas se pueden guardar en un lugar fresco y libre de heladas. La mayoría de las pinturas pueden conservarse hasta 2 años.

Asegúrese de cerrar bien la tapa para que no entre aire en el frasco. Esto evitará que se forme película en la superficie.

Transfiera las sobras a una olla más pequeña para reducir la cantidad de aire en la olla. Pegue una etiqueta a la maceta con toda la información sobre la pintura.

¡Tip!

Puede seguir utilizando la pintura, incluso si se ha formado una película en su superficie. Quitar con cuidado la película y mezclar bien la pintura. Es posible que pueda filtrar la pintura a través de una malla o una vieja media de nylon para eliminar las impurezas.

¿Qué hacer con las ollas y pinturas viejas?

Nunca deseche la pintura sobrante en la alcantarilla o en un fregadero. Llévalos de vuelta al parque de contenedores. Considere el medio ambiente. Esto se aplica tanto a las pinturas a base de disolventes como a las pinturas a base de agua. Las macetas vacías también deben llevarse al patio de contenedores en pequeños desechos peligrosos. Los residuos de disolventes (por ejemplo, aguarrás) no deben verterse nunca en un fregadero. Deje que se evapore.

Limpieza de paredes y techos pintados

Limpie siempre las manchas y huellas en paredes y techos lo más rápido posible.

Las pinturas satinadas y de alto brillo son más fáciles de limpiar que las pinturas mates y porosas, en las que la suciedad tiende a incrustarse en los poros.

Utilice siempre un paño suave o una esponja y agua para limpiar las superficies pintadas. Limpie o frote suavemente la mancha y evite frotar demasiado fuerte para no dañar la capa de pintura.

Para manchas persistentes de suciedad o grasa, utilice un detergente o desengrasante adecuado. Algunas manchas son imposibles de eliminar (por ejemplo, los marcadores de alcohol). En este caso, aplique una imprimación aislante y vuelva a pintar la pared.

Ropa indicada para el cicloviajero

En este artículo explicaremos cual es la ropa más adecuada para viajar en bici en lugares con climas templados.

Esta ropa que utilicemos para pedalear con este tipo de clima debería cumplir tres características principales:

  • ser ligera
  • ser cómoda
  • secar rápidamente

La ropa de ciclismo, o bien la de actividades al aire libre, tipo trekking o montañismo cumplen estas tres características. A continuación se hace una propuesta, de la cabeza a los pies, de la ropa que llevar con la cantidad entre paréntesis, incluyendo la prenda que llevamos puesta, asumiendo un viaje de mínimo una semana y en el que tendremos que lavar:

  • Es un accesorio fundamental para ir bien equipado para pedalear, aunque no sea parte de la vestimenta. Protegen del sol y también del impacto de todo tipo de insectos con los que nos podamos cruzar pedaleando y que pueden fastidiar mucho, sobre todo en verano.
  • Camisetas (3).Quedan descartados los maillots de ciclista aunque hay quién los usa. Primero porque tienen unos diseños demasiado llamativos, y después porque suelen tener unos bolsillos traseros que tienen ninguna utilidad. También descarto las camisetas normales de algodón, porque son más pesadas y voluminosas que las de fibra, además de tardar bastante más en secar aunque, eso sí, son la opción más económica. Prefiero las camisetas de fibra como las que se usan los montañeros porque son muy transpirables, ligeras y secan rápidamente. Según sean las temperaturas podemos llevarlas sin mangas, con manga larga o con manga corta, o cualquier combinación de éstas.
  • Si hiciera un poco de frío, mejor utilizar un forro muyfino, de los llamados micropolar (1), que también son calientes, ligeros y secan rápido, aunque raramente lo lavaremos en un viaje. Es preferible con cremallera completa para abrirlos más o menos si tenemos calor.
  • Pantalón (3 culots).Debe de ser culot de ciclismo, ya sea largo o corto dependiendo de la época.  Debe de hace frío de verdad para usar uno largo puesto que los músculos de las piernas generan mucho calor al pedalear y es raro pasar frío en ellas. El culot nos proporciona una comodidad al montar en bici incuestionable aunque es cierto que a nadie le agrada pararse a comer en un bar con un culot de ciclista. La comodidad se consigue porque llevan una badana acolchada, fundamental para evitar que nos duela el culo, y porque al ser de fibra y ajustados no forman molestas arrugas que provoquen rozaduras. Los prefiero con tirantes porque son de mayor calidad y son más cómodos al quedar siempre bien colocados. A tener en cuenta que tengan el “escote” lo suficientemente bajo y sean elásticos para poder orinar sin necesidad de quitarse la camiseta y los tirantes (en el caso de los hombres). Los culots se usan sin NADA debajo por lo que HAY QUE CAMBIARSE CADA DÍA.
  • Otra opciónalternativa son los pantalones cortos para ciclista de fin de semana que tienen badana de quita y pon, y son de apariencia normal.
  • Calcetines (3 pares):también de fibra, bien de montaña o bien de ciclismo pero cortos, excepto si hace frío.
  • Zapatillas (2 pares para aquellos que llevan calas automáticas): para los que tengan calas automáticas, tendrán las zapatillas que correspondan. Para los que no, existen zapatillas de ciclismo con suela rígida y algo curvada, incómodos para andar pero perfectos para pedalear. No tiene sentido usarlas, ya que si se llevan calas automáticas es que desea gozar de la ventaja de llevar el mismo calzado para andar que para pedalear, ahorrando peso y espacio. Es importante que tengan la suela resistente y algo rígida para que no se clave el pedal y se pueda pedalear cómodamente. Unas zapatillas de trekking o de deporte tipo tenis serían lo más adecuado.
  • Guantes de ciclismo, sin dedos. Se utilizan tanto para mejorar el agarre al manillar, como para evitar desollarnos las manos en caso de caída.
  • Ropa para lluvia.Aquí hay que ser exigente y merece la pena invertir. Pantalón y chubasquero impermeable de un tejido técnico tipo Gore Tex, no sólo impermeable sino también transpirable, algo fundamental.  De no ser así acabaremos empapados de nuestro propio sudor, algo muy desagradable, ya que pedaleando se transpira mucho. Prohibidos los impermeables de grandes supercies y similares. Como decíamos antes, pueden ser prendas específicas de montañismo o de ciclismo, los chubasqueros no suelen llevar capucha y otra opción es el poncho. Para los pies tenemos varias soluciones:
  1. Las polainas impermeables son una buena solución.
  2. Neoprenos de ciclismo que protegen muy bien de la lluvia pero que limitan la transpiración y generan calor. Si hace frío son la mejor solución. Hay quién se pone bolsas de plástico que pueden parecer cutre pero dan un resultado aceptable para una lluvia ligera.
  3. Las zapatillas de Gore Tex son la solución más cara. Son para pedales con calas pero también se puede andar cómodamente con ellas. Son resistentes a la lluvia aunque, si es intensa, se nos mojan las piernas y los calcetines, se empapan y el agua acaba entrando por capilaridad. En zonas muy lluviosas la solución perfecta son estas zapatillas con unas polainas impermeables para los grandes chaparrones.
  4. Pedalear con sandalias y mojarse los pies resulta ser la solución veraniega.
  • Casco, ideal para los que ya empezamos a tener problemas de cobertura capilar. Si no llevamos casco en verano habrá que utilizar una gorra o un pañuelo tipo pirata/macarra.
  • Respecto a la ropa de acampada o de “paisano” ya es un tema personal. Se pueden utilizar las mismas camisetas que se usan para pedalear. Como pantalón uno de senderismo muy ligero. Un forro polar si se prevén noches frías. Una camiseta de manga larga que podría ser una camisa. Un par de calzoncillos son suficientes como ropa interior. Añadir unas mallas para dormir y unas chancletas. A partir de aquí, se puede añadir lo que quiera dependiendo del peso que se quiera llevar.

 

Mis recomendaciones de la Comunidad Valenciana

Durante mi visita a la Comunidad Valenciana he disfrutado de diferentes fiestas patronales, he degustado la paella y he bebido mucha horchata. La verdad es que en la Comunidad Valenciana existen muchísimos lugares recomendables para visitar, pero yo me guié de los consejos de la propia página de turismo y de qué visitar en la Comunidad Valenciana.

 

La Comunidad Valenciana tiene más de 500 kms de costa mediterránea y algunos islotes. Las playas que más me han gustado han sido las de Benidorm, Calpe, la Playa Terranova de Valencia, la playa Racó de la Mar de Valencia y la Playa Els Terrers de Castellón. Además, te recomiendo disfrutar de los deportes acuáticos que ofrecen en los establecimientos de la costa mediterránea.

 

El esplendor de las fiestas patronales, como las Las Fallas, Las mascletás o las Fiestas de Moros y Cristianos, declaradas de interés turístico internacional, y que recuerdan a las batallas que fueron tan frecuentes en este litoral, son fiestas con atractivo suficiente que no te debes perder.

 

La comida típica de la Comunidad Valenciana es la paella y no puedes irte de allí sin probarla. Puedes degustar este plato en restaurantes repartidos por toda la comunidad. Los naranjos de la Comunidad Valenciana son conocidos por todas partes. El exquisito sabor de la naranja no lo degustas sólo como postre o zumo, también puedes combinarlo con otras recetas. Aparte otro cítrico valenciano de fama mundial es el limón. En este entorno también se cultivan otras frutas como los caquis de la Ribera del Xúquer, los nísperos de Callosa d’en Sarrià, las cerezas de Alicante, las granadas o las uvas de mesa del Vinalopó.

franquicias de ropa joven

Franquicias de ropa joven garantizan el éxito como negocio en el área textil

franquicias de ropa joven

En España existe la oportunidad de invertir en franquicias de ropa joven, este modelo de negocios ha revolucionado el mercado infantil, los diseños que ofrecen para los niños han dejado de ser estándar y repetitivos. Ahora hay diferenciación de estilos en la vestimenta y el calzado de ellos, ideales para cualquier ocasión.

Los negocios de franquicias de ropa infantil son muy rentables en la actualidad, además de contribuir al crecimiento de la empresa creada inicialmente con la marca que se distribuye, también surge la posibilidad de obtener ingresos propios que harán sustentable su propia tienda.

La ropa de niños es muy fácil de comercializar, es uno de los artículos más buscados por los padres. Por ello, si desea pertenecer a una franquicia es necesario investigar si la marca posee una página que sea amigable para los usuarios y que tenga la opción de revisar los catálogos vía online.

Las franquicias de ropa para jóvenes traen infinitas posibilidades

Como emprendimiento, las franquicias de ropa niños y jóvenes traen diversidad de opciones para todos los gustos. Diseños tipo sport, de uso diario para la comodidad de los infantes, así como modelos mucho más estilizados y elegantes, ideales para vestir a los pequeños para las fiestas de sus amigos y otras actividades especiales.

Para que una franquicia de ropa infantil logre destacar dentro de este nicho tan competitivo es imprescindible que sus piezas tengan una calidad textil de primera, de ello depende que la sensibilidad de la piel de los chicos se vea afectada o no con esa indumentaria. Si la tela los irrita, los padres no comprarán más esa marca.

Las franquicias suelen tener una misión y visión muy claras del negocio, enfocándose en la profesionalidad del trabajo en donde más que hacer dinero, tienen como objetivo ofrecer un servicio y un producto distintivo frente a la competencia en el mismo sector.

Una de las ventajas de pertenecer a una franquicia de vestuario infantil es la posibilidad de encontrar financiamiento superior al 50%, permitiendo que su sueño se materialice con la instalación de una tienda que comercialice el producto. Los acuerdos empresariales en este sentido son muy beneficiosos.

Ayer estuve en Conil y esto fue lo que hice

Ayer estuve en Conil. Cómo unas pocas palabras puede encerrar tantísimo contenido. Conil,
localidad de la costa gaditana de la luz y pueblo blanco de Cádiz, es la representación más
sublime del turismo gaditano.

Así que sin más, paso a contarte qué ver en Conil según yo lo viví.

Playas paradisíacas. Bares y restaurantes donde disfrutar de una
de las mejores gastronomías de la provincia. Los patios de Conil, cuya decoración evoca
recuerdos de otra época. La Torre de Guzmán y Faro de Roche, dos esbeltas estructuras a los
pies de su costa.

Sus fiestas singulares, como la del palmito. La Iglesia de Santa Catalina,
monumento de interés cultural. Y un sinfín de oportunidades, que cualquiera que pase por
Conil, no debería perderse.
Ayer estuve en Conil y como llegué muy temprano, paseé por las calles del centro. Atravesar el
arco de la villa (Puerta de la Villa) me supuso un traslado en el tiempo. Imaginé como pudo ser
Conil durante la época medieval.

Alguien que pasó por mi lado, me dijo que también la
conocían como Puerta de Vejer, porque desde allí se iniciaba el camino a la vecina localidad.
Decidí pasar por el arco, y me encuentro una coqueta plaza, la Plaza de España, con bares,
donde me tomé un cafelito, contemplando la singularidad de la plaza. Observé una estatua de
un señor sentado en un banco, que leía un libro a un niño, posiblemente un cuento. Pregunté
al camarero, qué representaba esa estatua y me dijo que era un homenaje al premio Nobel de
Literatura, José Saramago.

Me hablaron de una bodega, que además tenía una pequeña almazara ecológica, que podía
ser visitada y degustar sus vinos y aceites ecológicos. Pero, este lo anoté como un plan par mi
próxima visita que será muy pronto.
Ayer estuve en Conil y después de mi pausado café en la plaza de España, decidí acercarme a
visitar una de las playas más populares, la de la Fontanilla. Una vez allí me hablaron de la calita
de Roche, que por todo lo que me dijeron, no dudé en ir a visitarla. Y ya os digo, que aluciné.
Pero Conil, tiene más playas, que me he informado ya, y las tengo anotadas para la próxima
visita. Ante las espectaculares vistas, y a la voz de mis comentarios, alguien me dijo que existía
una escuela de buceo en Conil.

Llegó la hora del aperitivo y antes de partir hacia Conil, pregunté qué me recomendaban
tomar, algo que fuera típico de Conil. Me aconsejaron pedirme un cartucho de pescaito frito.
Pero sobre todo el que te ponen en la freiduría Zapola. Así que hacia allí me dirigí y os lo
recomiendo en vuestra visita a Conil.

Ya para completar mi almuerzo, entré en un bar que
ofrecía especialidad en atún rojo de almadraba. La variedad era amplia: tartar de atún, atún
encebollado, atún con aceite de algas, etc. Así que me decidí por el plato, que a mi juicio, podía
ser el más típico, el atún encebollado. El postre, una copa de mojito. Por cierto, me
recomendaron el del bar jacaranda.

Ayer estuve en Conil, y como ya os he contado, después de haberme deleitado con una buena
comida, me di un paseo nuevamente por sus calles. Esta vez en busca de sus famosos patios.
En el recorrido, pude ver alguno de estos patios.

Cuidados con una gran exquisitez. Manos
profesionales parece que cuidan esas macetas. Nada que envidiarles a los archifamosos patios
de Córdoba. Seguí paseando, y llegué a la Iglesia de Santa Catalina. No pude entrar, estaba

cerrada, pero pude leer que es una iglesia del S. XV y que está catalogada como bien de interés
cultural. Así que saqué mi cuaderno de viaje y me apunté como visita pendiente.
Ayer estuve en Conil, y se me vino la tarde encima.

Así que, aceleré el paso, para no perderme una de las que podía ser de las más bellas puestas de sol que pueda verse a lo largo y ancho de
la geografía española. La que me pillaba más cerca era la playa de la Fontanilla y hasta ella me
fui. Los colores que se vieron en el atardecer se grabaron en mis recuerdos, creo que para
siempre.

En mi cuaderno de viaje, en el apartado de cosas pendientes, anoté ver otras puesta
de sol en Conil; por ejemplo, junto al faro de Roche.
Conil, es una ciudad con historia, con mucha cultura por ver y descubrir. Es rica en lugares con
encanto, que todo amante a viajar tendría que descubrir.
Ayer estuve en Conil y os recomiendo que ustedes no lo dejéis para mañana…